lunes, 12 de marzo de 2012

El Lider, administrador y gerente. En la incertidumbre

Épocas de incertidumbre  se presentan en las empresas, el uso de materiales, estrategias y recursos financieros son solo  algunos aspectos a considerar. Se suma a ello las actividades correspondientes al  recurso humano, que siguen un protocolo específico basado en la motivación, competencia y liderazgo que debe seguir una gerencia con funcionalidad para los trabajadores. Dentro del aspecto del liderazgo, se asume una característica necesaria en los profesionales de esta nueva era, es así como para ser gerentes efectivos deben convertirse en líderes natos, además de poseer las competencias administrativas, ser administradores es un distintivo de un buen gerente. 
Un gerente puede o no ser administrador, pero es deseable dentro del contexto organizacional que el mismo posea conocimientos amplios sobre dichas funciones, amen de otras actividades que deben llevar como encargados de  áreas específicas. Cuando las empresas cuentan con una buena gerencia adaptada a las  funciones administrativas se puede apreciar climas de operatividad amplios y excelentes para el grupo laboral.  Si se quisiera definir el termino gerencia se diría según, Ramírez, C (2007) “El conjunto de acciones que ejecuta un gerente para dirigir y representar  los negocios de una empresa” (p.14). Los gerentes actuales deben contar con competencias claras sobre el mejor uso dado a los activos y capital de la empresa, siempre se requiere de una persona que dirija exitosamente la empresa. Es tanto que se busca un perfil profesional, que incluya la característica de liderazgo. Es muy cierto que los lideres, al formarse pueden dirigir a las personas con entusiasmo, y generen  en el grupo seguridad y compromiso, son estos los que al  dirigir cumplen satisfactoriamente con el acuerdo adquirido en la gestión encomendada. Se requiere así de un estilo de liderazgo, que complementa los lideres exitosos: entre  los tipos de liderazgo que se presentan   en la organización, tenemos: autocráticos, democrático, participativo, liberal, transaccional, transformacional y eficaz. Cada uno con sus características de personalidad propias influyen en el compromiso de sus subalternos. Esto es el criterio que afirma, seguir ciegamente, a un grupo laboral  con  responsabilidad total. Un buen líder sobrepasa muchas veces las funciones encomendadas a un gerente. El gerente actúa según las normas internar y externas organizacionales. Un líder actúa y gestiona nuevas normas identificadas con contextos internos y externos, papel que complementa con las funciones de planeación, organización, dirección  y control; funciones propia de los administradores. Es así que el líder  debe ser un gerente y un administrador.
La necesidad de contar con un líder dentro del contexto empresarial, determina la funcionalidad operativa y administrativa de la empresa, los recursos usados por los trabajadores alcanza un nivel de productividad elevado, presente en al eficiencia y eficacia de los procesos internos. Dentro del contexto externo la participación de la empresa como parte del mercado con  niveles de competitividad elevados son propiciados por la gestión y administración de un líder responsable. Cabe anotar que  además de elevar los niveles de productividad y producción, los líderes dirigen sus acciones  hacia la motivación  de los trabajadores, contar con trabajadores satisfechos con sus funciones y actividades realizadas es digno de cualquier líder. La motivación intrínseca de los individuos se traduce en éxito empresarial, debido a que las personas trasladan al contexto empresarial sus inquietudes y deseos formando un equipo laboral que busca como  grupo el desarrollo de las actividades empresariales.
 Es compromiso de un buen gerente dirigir las acciones empresariales guiando a los individuos, y haciendo que estos lo sigan. El azar no existe cuando se cuenta con personas adaptadas a las contingencias  diarias, cuando al enfrentarse a las vicisitudes  de incertidumbre del mercado económico  se hace siguiendo estrategias diseñadas en un entorno colectivo de buena dirección y administración, con personal competente y dispuesto a segur el rumbo que dé su guía, es así, como la figura del líder representa una inversión rentable para cualquier empresa que desee mantenerse en el mercado y  este dispuesta a invertir en  programas de capacitación y formación para los equipo estratégico de alta dirección, y de esta manera lograr convertirlos en socios, comprometidos con la organización, conocedores de sus planes, misión y visión. Que estén asimismo dispuestos a contar con un talento humano, identificado con las estrategias, políticas y normativa  institucional, en la constitución de una empresa con direcciones de vanguardia que hagan posible insertar dentro del actual mundo globalizado, cargado de diferencias significativas culturales e individuales, un contexto laboral que sirva para fomentar plataformas organizacionales cónsonas con los nuevos tiempos, con fortalezas en sus productos y servicios y diseñadas bajo una arquitectura organizacional con pautas marcadas en un liderazgo identificado con la empresa, para la empresa y por la empresa. La gerencia en cualquier empresa debe ser realizada asumiendo compromisos de dirección de personas con diversas inquietudes, necesidades y aspiraciones. Es necesario entender que los objetivos organizacionales serian inconclusos si se dejara de un lado a los individuos en la organización, si se negara ante la administración el valor de la mano de obra, su capacitación y contratación. Así considerar el perfil de los trabajadores, sus competencias laborales y las motivaciones que asumen dependiendo de los incentivos monetarios o no monetarios de la empresa, estamos propiciando un comportamiento organizacional exitoso, que parte de la participación de los trabajadores y el compromiso adquirido de gente que necesita para subsistir a la empresa y de compromisos que se unen por un fin común que es el de compartir  las ganancias y  sueños tanto de la empresa, como de los integrantes   del equipo. La búsqueda es aplicar reglas claras dentro de un juego que incentive una  gestión de alto desempeño, con un liderazgo identificado con el modelo organizacional  y siguiendo pautas administrativas de organización, planificación, dirección y control operativamente ejecutadas, que tengan por fin último el alcance de los objetivos estratégicos con la participación de todos los integrantes y dirigidos por personal competente e identificado con los elementos emergentes organizacionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada